Qué pasó con la consultoría en la U de Valparaíso?

Feb 27, 13 Qué pasó con la consultoría en la U de Valparaíso?

Posted by in General

Entre agosto y noviembre de 2011 fui contratado por el Gobierno de la República de Chile para realizar una consultoría de 3 meses en la Universidad de Chile. Quienes siguieron mi blog entonces podían leer casi a diario mis vivencias en un país donde su sistema educativo se encontraba totalmente convulsionado como consecuencia de las intensas y multitudinarias protestas del movimiento estudiantil exigiendo gratuidad e igualdad de oportunidades para todos los habitantes del sureño país. En esas condiciones, donde a diario el aire de las sedes universitarias estaba irrespirable a causa de los gases lacrimógenos, llevamos adelante un intenso proceso con estudiantes, docentes y directivos de las carreras de Teatro, Cine, Administración Pública y Gestión de Turismo y Cultura, además de emprendedores de las industrias culturales de aquella portuaria ciudad. El objetivo era fortalecer los aspectos emprendedores en el campo de las Industrias Culturales y Creativas, entrenando tanto en cuestiones operativas tales como diseño y gestión de proyectos para el desarrollo de emprendimientos culturales así como revisar las prácticas docentes para la formación de emprendedores culturales y creativos. La actualidad de la temática y el interés por aprender hizo posible que junto a la responsable local, la licenciada Hilda Arévalo, lograra convocar una y otra vez a grupos importantes de participantes que de manera entusiasta ponían sus actividades reivindicativas de lado para participar de clases y talleres. En general uno se pregunta qué queda de una intervención de este tipo, cuando como docente y consultor uno participa de manera intensiva en un determinado territorio para luego retirarse. Siguen los contactos y los afectos cultivados, pero siempre surge la pregunta ¿para qué habrá servido lo que se trabajó? En este caso, las noticias que me llegan de la mano de Hilda Arévalo son más que satisfactorias. Transcribo casi sin editar algunos de los logros posteriores a mi visita: – Diversos alumnos se han  orientado a la gestión de proyectos y están trabajando en diversos programas, donde han conformado ademas centros culturales (año 2012):  I feria del...

read more

Se puede vivir de la cultura? Artistas-emprendedores

Días atrás participaba de una cena familiar y la hija veinteañera de unos amigos invitados comentaba su aspiración de viajar a los Estados Unidos para estudiar teatro y desarrollarse como actriz. La discusión se centró en las cuestiones menos creativas y más terrenales referidas a cómo habría de hacer la muchacha en cuestión para vivir dignamente en aquel país en tanto buscaba la manera de concretar sus sueños. La pequeña audiencia se dividió entonces en varias posturas: los padres compartían el entusiasmo y los deseos de superación de su hija, pero confesaban no poder visualizar claramente el modo. Otra persona recordaba las penurias por las cuales debían pasar quienes elegían buscar su camino en el arte y en el exterior, debiendo realizar trabajos en muy malas condiciones laborales y económicas a veces permaneciendo de manera ilegal, lo cual finalmente terminaba atentando contra el proyecto inicial. Otros más moderados resaltaban la tesis de la experiencia de vida y de cómo podía fortalecer el carácter de nuestra joven amiga más allá de los resultados. Me incliné por una postura que pudiera trascender la tradicional dicotomía “arte/cultura versus economía/sobrevivencia” para pasar a analizar si se trata de una insoslayable e ineludible contradicción o si es posible – abordando la temática desde otra perspectiva – encontrar caminos alternativos. Si esta discusión hubiera tenido lugar hace unos veinte o treinta años atrás, probablemente hubiera adherido a alguna de las posturas mencionadas. Sin embargo, en el siglo XXI que estamos transitando, toca hacer una revisión crítica de las ideas en torno a estos elementos. En primer lugar existe la denominada “economía creativa” la cual, básicamente se diferencia de “la otra economía” en dos temas centrales: por un lado que es posible generar riqueza a partir de procesos productivos basados en recursos intangibles, un tema que la economía tradicional aún no ha terminado de resolver. La creatividad, la cultura, el conocimiento y la innovación son recursos intangibles que mueven la economía mundial. Y segundo, que la lógica de escasez que sustenta...

read more

¿Qué harías de tu vida si el dinero no importara?

Feb 04, 13 ¿Qué harías de tu vida si el dinero no importara?

Posted by in Economía Creativa

Con este título circula por Internet un video compilando imágenes sugestivas con la voz en off del filósofo británico Alan Watts el cual podrán encontrar más abajo. Al verlo me pareció escuchar las voces de todos los y las emprendedores/as con quienes he tenido el placer de trabajar a lo largo de años en distintos países. ¿Cuál es finalmente el “to be or not to be“, el “ser o no ser” de la mayoría de los emprendedores que se aventuran en las Industrias Culturales y Creativas?: el aparente dilema entre el mandato de emprender para ganar dinero o emprender para hacer lo que uno desea y ama. El dinero no es el objetivo Es interesante el enfoque de Alan Watts, dado que en sus palabras no sugiere que el dinero no sea importante, simplemente, pregunta a sus estudiantes: ¿qué pasaría si el dinero no fuera el objetivo? ¿Cómo cambiarían tus prioridades? Sus estudiantes, en busca de saber qué hacer de sus vidas al concluir la facultad afirmaron que en ese caso serían artistas: poetas, escritores, pintores o que buscarían una vida al aire libre, en contacto con la naturaleza… Curioso, ¿verdad? dado que a pesar de que se nos inculca la importancia que tiene el dinero para nuestra felicidad y que no es a través de “la cultura” que se obtiene, una mayoría respetable optaría por actividades expresivas, creativas y culturales.  Si se toman el trabajo de leer los comentarios relacionados con el video en Youtube verán que muchas dicen: “es difícil”, “hay que pagar las cuentas”, “todo muy bonito, pero…” reflotando el paradigma de “cómo deben ser las cosas”. En entradas anteriores en este blog analizaba el peso que poseen los modelos mentales heredados culturalmente en nuestra visión de la cultura y su importancia para el desarrollo. Grandes fuentes de sabiduría y personas de peso histórico han marcado a fuego la noción de que la cultura no es productiva ni tiene valor económico… y que el modelo de éxito social está relacionado con el...

read more

Los libros voladores o el saber narrar

Feb 04, 13 Los libros voladores o el saber narrar

Posted by in General

Las Industrias Culturales y Creativas (ICC), en cualquiera de sus formas, tienen un elemento central en común: la narración de historias. Ya se trate de una composición musical, una novela, un cuadro, un diseño gráfico, un programa informático o un video todas son historias que alguien considera adecuado (y necesario) contar, esperando que alguien, en algún lugar, esté interesado en “leerlas” y valorarlas positivamente. Y en suma, todo emprendimiento de base cultural y creativo busca convertirse en el canal a través del cual estas historias – entregadas en diferentes soportes –  fluyan hacia los potenciales interesados y pueda establecerse un circuito virtuoso en donde lo que se entrega – el valor de lo narrado –  genere otros valores: reconocimiento, trayectoria, posicionamiento y dinero. ¿Por qué algunos autores y sus obras trascienden y otros no?  Una pregunta compleja y sin una simple respuesta. Pero es probable que las obras que logran trascender son aquellas donde se combinan de manera armoniosa la calidad de “lo tangible” (una canción es intangible pero la calidad del proceso de grabación y reproducción puede ser percibido como “tangible”) y de  lo intangible: el sonido, la palabra, la imagen, el diseño o el resultado de procesos como programas informáticos, videos, obras de teatro y otros. Es decir el modo en que la obra ha sido compuesta, ensamblada, narrada y entregada al público. Factores como originalidad, uso de la creatividad, grado de innovación son relevantes pero también el modo en que el autor/a logrará conectarse con su audiencia para generar una experiencia en donde las emociones, evocaciones, sentimientos y también ideas y pensamientos son invitados a movilizarse, generando asímismo cierto grado de placer y de sentimiento de satisfacción. Es probable que aquellas obras que logran trascender también logren establecer una suerte de complicidad entre el o los autores y su público entre quienes se produce un acuerdo tácito de utilizar cierta simbología que habrá de representar algún elemento de la realidad en la que estamos inmersos. Esta simbología puede ser evidente y...

read more