“No tengo pasado”, testimonio de un innovador: Hugo Kogan

Mar 13, 13 “No tengo pasado”, testimonio de un innovador: Hugo Kogan

Posted by in Personas innovadoras

¿Cómo funciona la mente de un verdadero innovador? El video que incluyo en este post nos permite conocer las lógicas que desarrolla una de las personas más reconocidas en el ámbito del diseño industrial de Argentina. Sus diseños han marcado generaciones algunos de los cuales aún permanecen en el vocabulario popular después de 40 años de haberse introducido en el mercado. Hugo Kogan nos explica, de manera sencilla y contundente, las claves centrales de cualquier proceso de diseño basado en la creatividad y en busca de la innovación. En su visión “la gente es el eje central del diseño”. Por extensión, esta verdad podría aplicarse a cualquier ámbito organizacional. El foco puesto en la satisfacción de las necesidades de las personas. Ya se trate de un producto, un servicio o un proceso. Su visión no está exenta de polémica, como cuando afirma que en la actualidad no existen necesidades, pero deseos… ¿estás de acuerdo? Hugo Kogan es un diseñador industrial argentino. Es uno de los referentes más influyentes del diseño latinoamericano, por su labor internacional y como creador e impulsor de la profesión de diseñador en la Argentina. Uno de sus trabajos más conocidos, es quizá, el invento del Magiclick, un encendedor de cocina que utiliza la tecnología piezoeléctrica por el cual obtuvo gran reconocimiento. Con nosotros, Hugo...

read more

Un test de creatividad (segunda parte)

Mar 06, 13 Un test de creatividad (segunda parte)

Posted by in Creando redes

¿Cuándo dejas de generar ideas? Un  concepto clave en los procesos creativos es: generar abundantes ideas. Y un error común es detener los procesos de generación de ideas prematuramente. Es necesario agotar – y muchas veces agotarse – todas las opciones. Tal como decía Steve Jobs: “la creatividad simplemente consiste en conectar cosas”. Y las posibilidades de conexión pueden ser infinitas. Se trata de dedicar el tiempo necesario para que las ideas fluyan libremente y en abundancia. Porque es de la cantidad de donde habrá de surgir la idea verdaderamente innovadora y creativa. Existen sonados casos de personas que por diversos motivos se detuvieron “antes de tiempo”: en 1862 Phillip Reis inventó un sistema por el cual podía transmitir música a través de alambres, siendo esta la base para la posible invención del teléfono. Expertos alemanes le disuadieron para que deje sus ideas, dado que el telégrafo era lo suficientemente bueno y nadie usaría el teléfono. En otras palabras, asesinaron el espíritu creativo de Herr Reis posibilitando que diez años más tarde Alexander Graham Bell patentara el teléfono… Un espíritu creativo activo puede ver opciones de innovación en todo momento y lugar y, por sobre todas las cosas, disfruta enormemente de este proceso. ¿Confías lo suficiente en tus instintos? Esta es una pregunta tramposa. Porque… ¿cómo saber cuándo estamos ante un verdadero proceso creativo e innovador y cuándo, simplemente estamos “divagando” sin rumbo…? La respuesta es sencilla: no lo sabemos ni lo podemos saber hasta que emerjan finalmente los elementos innovadores. Repasemos un poco la historia: Albert Einstein fue expulsado de la escuela porque su actitud tenía una mala influencia en otros estudiantes. Se lo llamaba “un perro haragán” en la universidad y fracasó en el examen de ingreso siendo el único de su graduación que no obtuvo un puesto de docencia porque ningún profesor lo avalaba.  A los padres de Ludwig von Beethoven los docentes de música le dijeron que el magnifico compositor era “demasiado estúpido” para serlo. ¿Habrá la sordera del Maestro...

read more

Un test de creatividad (primera parte)

Mar 04, 13 Un test de creatividad (primera parte)

Posted by in Economía Creativa

¿Somos creativos? ¿Nacemos creativos? ¿Aprendemos a ser creativos? ¿Qué nos pasa con la creatividad? Durante mucho mucho tiempo se asoció la idea de creatividad a personas geniales, no exentas de desordenes emocionales o sicologicos, que pueden obtener resultados extraordinarios en el campo del que se trate. “Genios”, “Mega inteligentes”, “Super habilidosos” y otros adjetivos se utilizan aún hoy para marcar una clara frontera: ellos sí y nosotros no. Los genios creativos son producto de alguna combinación genética indescifrable – algo así se supone-  que bajo condiciones irreproducibles producen combinaciones neuronales únicas que concluyen en resultados “geniales”. “Ellos si pero nosotros no” es  la creencia. Las nuevas escuelas de estudio de los procesos creativos han demostrado, con Howard Gardner a la cabeza, que los procesos relacionados con el desarrollo de la creatividad son bastante menos mágicos que los supuestos. Y también que el problema es inverso: no se trata de cómo desarrollar la creatividad sino de cómo evitar que la creatividad se atrofie y nos terminemos convenciendo  para siempre que nosotros, sencillamente, no somos creativos. En el blog thinkjarcollective.com se publica un artículo en inglés del cual extraigo algunas ideas que pueden darnos pistas respecto de este “deconstruir” de nuestra incapacidad creativa, para potenciar y desarrollar ese “músculo mental y emocional” llamado creatividad. He tomado algunos puntos que ellos plantean y recreado en el formato de un test personal sobre creatividad. La idea de formularlo en formato de preguntas debe sugerir que todos los puntos presentados son modificables. Si hoy no creemos que somos creativos, como indica la pregunta número 1, es posible modificar esta creencia para pasar a creer lo opuesto. Y así sucesivamente. 1) ¿Tu crees que eres creativo/a? ¿Cuál es la principal diferencia entre una persona que es creativa y otra que no lo es?: Simplemente que la primera cree que lo es. Las personas que se asumen como creativas creen y están convencidas de que lo son. Las personas que creen que no son creativas, se convencen de esto y por lo tanto...

read more