Homo economicus y culturalis

Jun 18, 13 Homo economicus y culturalis

Posted by in General

Me encanta ver la cara de asombro e incredulidad de mis estudiantes cuando planteo que la relación entre la cultura y la economía se remonta a la prehistoria humana. Los cuerpos se preparan como diciendo ” a ver qué tontera nos dirá en la clase de hoy”. Sin embargo, una simple imagen basta para demostrar que nuestra profesión – la de los gestores y emprendedores culturales – es mucho más antigua que la más antigua de las profesiones. Observemos la siguiente imagen: Es una reproducción de las pinturas que se encuentra en las conocidas Cuevas de Altamira en Cantabria, España. Esta imagen en particular plantea una serie de desafíos a las concepciones establecidas de arte, cultura, gestión y economía. En primera instancia, el evolucionismo instaló la noción de progreso continuo y el arte, como forma superior de manifestación de la civilización, corresponde a las etapas humanas más avanzadas. Por lo cual, pueblos “salvajes” como en la Edad de Piedra, (pero también en la América precolonial o en África), no podían tener “arte” por su condición de salvajismo. A pesar de los grandes avances en la materia, hablándose en la actualidad de “escuelas de arte rupestre o prehistórico”, aún persiste la noción de “ser salvaje” como una condición inferior y que ha justificado verdaderas salvajadas genocidas por parte de aquellos que se atribuyeron la condición de “civilizados”. Esta imagen por sí sola arroja por tierra cualquier intento de rotular aún a los seres prehistóricos como “salvajes”, en el sentido de no haber sido (ni poder ser) domesticados… En segundo lugar, en particular esta imagen, sintetiza la esencia de la cultura: la narración. Cualquier acto o bien cultural no es ni más ni menos que un acto narrativo: sea una novela, un cuadro, una canción, una comida, un recorrido histórico, una cosmovisión o un (video)juego. Los humanos construimos nuestro presente a partir de narrar y de dotar de significado a nuestro pasado para así proyectarnos a posibles futuros enraizados en esas narraciones. Y la cultura es...

read more

Basura y música para educar en valores

Jun 10, 13 Basura y música para educar en valores

Posted by in Personas innovadoras

Paraguay es uno se esos países de los que poco se sabe. Habiendo sido uno de los más desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX, quedó subsumido en la pobreza luego de la Gran Guerra o de la Triple Alianza en 1864. Con la mayoría de su población masculina diezmada, Paraguay debió siempre cargar con el estigma de la pobreza y el atraso en el desarrollo. Es en este país donde tiene lugar una experiencia inédita y dignificante: la Orquesta de Instrumentos Reciclados creada en el asentamiento de Cateura en Paraguay localizado en un basurero. La vida de muchas personas gira en torno a la basura. Burros, caballos y motos de baja cilindrada cargan toda clase de desperdicios que serán vendidos a grandes empresas por centavos. El maestro Favio Chávez, director de la orquesta. dice: “El mundo nos manda basura. Nosotros les devolvemos música”.Los jóvenes integrantes de la orquesta construyen sus propios instrumentos, por falta de recursos para adquirirlos, con materiales que encuentran en el basurero cercano a sus viviendas. Así, un barril de productos químicos será la caja de resonancia de un violoncello en tanto que una cuchara de madera, un palito para hacer ñoquis, una maza para suavizar carne y un grifo se convierten en las clavijas. Las flautas traversas están hechas de caños galvanizados, las “zapatillas” están hechas de tapitas de cerveza o monedas. “Si uno tiene iniciativa, si uno tiene creatividad, hasta la propia basura puede convertirse en una herramienta que cambie tu vida y la vida de mucha gente. Eso nos inspiró a crear la orquesta”, narra Luis Szarán, co-director de la orquesta,  para el cortometraje Landfill harmonic (La armonía del vertedero), que tuvo casi medio millón de reproducciones en el mundo. La experiencia de Paraguay sirvió como ejemplo de vida para jóvenes músicos de Long Island (Estados Unidos) que fueron afectados por el huracán Sandy. “En un principio había cinco violines y éramos como 50 violinistas”, cuenta una de las jóvenes que comenzó a ser parte de la orquesta...

read more

Marketing al servicio de la cultura

Jun 09, 13 Marketing al servicio de la cultura

Posted by in Industrias Creativas y Culturales

Aprendizajes del curso de Marketing y cultura, Marketing de experiencias Un hecho curioso está ocurriendo. El mundo de las empresas utiliza cada vez más herramientas propias del universo cultural para promover ventas de productos y servicios. El marketing experiencial y el marketing de guerrilla, como se conocen las tendencias comunicacionales más recientes, se sustentan en los principios fundamentales de los procesos culturales: emocionar, construir identidad, vincular afectivamente, impactar en los sentimientos y llevar también a la reflexión. Se trata en general de campañas “inteligentes” con el agregado muchas veces de humor sutil, que trasciende la tradicional estrategia de estímulo de las ventas a partir de destacar las bondades utilitarias del producto. Un bolígrafo o pluma puede promoverse por sus cualidades materiales y tangibles, como lo haría el marketing tradicional, pero también puede ser una fuente inagotable de historias que están “guardadas” en su tinta, cuando lo utilizamos para escribir cuentos o historias de fantasía. El producto es el mismo, lo que cambia es el modo en que lo percibimos. Marcas de boligrafos de calidad hay miles, pero aquella que logre conectar emocionalmente con el público, marcará la diferencia y será percibida como más valiosa. En el universo de la cultura el “producto” es la experiencia misma, llámese un festival, una ruta gastronómica o una puesta teatral. Hora de invertir la fórmula y poner el marketing al servicio de la cultura. Con lo cual contamos con herramientas sublimes para promover los bienes y servicios culturales para llegar a nuestros públicos a través de las emociones y de establecer vínculos afectivos que produzcan relaciones duraderas y significativos intercambios de valor por valor. El público de la cultura: ese gran desconocido Dos semanas atrás pude compartir este abordaje con un heterogéneo grupo de entusiastas participantes provenientes, como es habitual en el universo cultural, de múltiples disciplinas: gestores, productores, ingenieros, periodistas, especialistas en marketing y en publicidad, funcionarios del Instituto Nacional de Cultura de Panamá, emprendedores/as, responsables de comunicación institucionales y otros. Junto al eje temático conceptual, el...

read more

Creatividad para una multinacional

Jun 07, 13 Creatividad para una multinacional

Posted by in General

La creatividad no aplica sólo en el ámbito de la comunicación y el marketing en las empresas. El análisis y búsqueda de soluciones innovadoras a desafíos internos de grandes empresas puede ser también abordado desde la perspectiva de la creatividad y de la innovación. Con este objetivo una multinacional con presencia en 140 países  solicitó a nuestro equipo de trabajo en Panamá el diseño y realización de una consultoría que permitiera a 40 responsables de áreas de 5 países latinoamericanos analizar de manera creativa e innovadora un conjunto de 6 desafíos relacionados con procesos comunicacionales, administrativos, tecnológicos y otros. Esta empresa de más de 100 años de existencia cuenta con una amplia cartera de productos de uso cotidiano en hogares y personales, con marcas en todos los rangos de consumo. Para esta consultoría nuestro equipo de trabajo diseñó un taller en diversas fases que permitiera a los participantes expresar sus ideas evidenciando aspectos sensibles de los procesos internos y generar de manera colaborativa, más allá de los niveles jerárquicos, propuestas innovadoras que permitan a la compañía implementar procesos de mejora continua a partir de los conocimientos y saberes de sus propios empleados. Los 6 hechizos de la Bruja Malvada  A los 6 equipos de trabajo se les presentó la historia del próspero reino de nombre de la empresa en el siglo  XV cuando una malvada bruja lanzó 6 hechizos que sumieron al reino en la oscuridad y sufrimiento. La astuta bruja logró esconder los hechizos  (las causas) tras síntomas que fueron entregados a cada equipo en un papel pergamino. Los mejores magos del reino fueron convocados para descubrir dichas causas y crear conjuros contra los hechizos, a fin de liberar al reino de los mismos. Evidentemente los magos eran los participantes del taller. La historia fue narrada con ayuda de una actriz que personificó a la bruja. A continuación, cada grupo debió construir una maqueta articulada de una bruja  con materiales disponibles en donde cada componente de la bruja correspondía a una causa o problema. Una...

read more

Las cartas y la cultura

Jun 03, 13 Las cartas y la cultura

Posted by in General

Entre las pocas cosas que me acompañan a todas partes tengo una cajita de cartón, curiosamente del Correo Argentino. En ella guardo, entre fotos de todas las épocas y objetos que disparan mi memoria hacia alguna persona en particular, cartas escritas a mano de distintas épocas. Cartas que me han escrito mis hermanos del alma cuando salí al exilio hace ya demasiado tiempo, contándome la cotidianeidad de la que ya no formaba parte. Cartas que hicieron esfuerzos inconmensurables para llegar hasta mi atravesando censuras, ineficiencias y quién sabe cuántas trabas más. Cartas que podían demorarse meses en atravesar una distancia que la modernidad recorre en décimas de segundo. Ahí están las letras de amores que atravesaron mi universo como estrellas fugaces haciendo más luminosas y cálidas las largas noches invernales del norte. Y también amores que no fueron, que tuvieron toda la buena predisposición para cobijarse entre ternuras y susurros pero que ¿la distancia? ¿el miedo? ¿las “circunstancias”? no permitieron que sean. Amores que  merecieron ser por las intensidades de las frases y los adverbios usados. ¿En qué se convierten esos amores que no fueron? También están las cartas manuscritas de otros seres queridos que triangularon añoranzas conmigo desde otras partes del mundo, Suecia, España, Venezuela. Palabras que cada tanto tiempo me gusta releer y conservan intacta su frescura, ese “hola, ¿cómo estás?”  como una voz que regresa del pasado detenido exactamente en ese Buenos Aires, 3 de abril de 1978 cuando cierto formalismo le daba estructura de carta a las cartas. Pensaba entonces que la cultura, esa dimensión inmensa del ser humano, se parece a estas cartas llenas de simbolismo y de emoción. Releerlas no es simplemente sentarse a leerlas, es sumergirse en una experiencia que me transporta a otros tiempos, otros diálogos, cuando ocurrían otros sucesos pero que definitivamente hablan de quien soy hoy y probablemente den pistas para saber quién seré más adelante. Algo que la inmediatez de las nuevas tecnologías aún no ha sabido reemplazar. Esas cartas narran mi identidad,...

read more