Los EEUU incluyen a los intangibles en su PBI

Aug 08, 13 Los EEUU incluyen a los intangibles en su PBI

Posted by in Economía Creativa

Más vale tarde que nunca. La Reserva Federal de los EEUU – el principal ente económico del país del norte –  ha introducido dos modificaciones relevantes en el modo en que será medido el Producto Bruto Interno: por un lado las actividades relacionadas con Investigación y Desarrollo dejarán de ser “costos” para ser considerados como inversiones. Por otra parte – y esta es una noticia relevante dado que la entidad es referente en materia de políticas financieras a nivel mundial – se reconocen los gastos privados en las áreas del entretenimiento, las actividades literarias, artísticas y otros también como inversiones fijas. Se estima que con esta modificación el PBI norteamericano recibirá un incremento del 2,7% anual, nada despreciable en épocas de crisis. No por tardía, la noticia deja de ser relevante. Ya en 1908 el economista Thorstein Veblen destacó el valor de lo intangible en el incremento de las ventas y en los años ´30 y ´40, otro economista relevante, Joseph Schumpeter, fundamentó que los activos intangibles son el núcleo de una economía que habrá de crecer sobre base de la innovación (fuente: http://www.businessweek.com). El gráfico adjunto ilustra los cambios que se han producido en los últimos 40 años en los EEUU en relación a la inversión en activos tangibles e intangibles y su efecto en el PBI. Para citar un ejemplo, la fuente mencionada, indica que la empresa Apple, una de las empresas insignia en materia de innovación, tiene un valor de 400.000 millones de dólares de los cuáles sólo el 4% (15.000 millones de U$S) corresponden a bienes tangibles como infraestructura edilicia, maquinarias, y equipos, los elementos tradicionales de la economía basada en recursos tangibles. El otro 96% de valor de mercado corresponde a los intangibles asociados a la marca. El avance de la Economía Creativa La Reserva Federal no anunció nada que los que trabajamos en las Industrias Culturales y Creativas no sepamos. Pero es en sí relevante dado que los economistas y políticos del establishment mundial siguen a pies juntillas las recomendaciones y acciones...

read more

Invertir $1 – Obtener $10: la cultura lo hace

Jul 15, 13 Invertir $1 – Obtener $10:  la cultura lo hace

Posted by in Economía Creativa

En un post anterior (ver: La economía invisible de la cultura) analizaba los flujos económicos que se generan a partir de la producción cultural, citando el caso de un hipotético espectáculo musical en una sala de eventos. Ahora, mi estimado amigo Enrique Quique King, productor de teatro y persona relevante en el quehacer cultural panameño, acaba de publicar en su pagina de Facebook una noticia que no sólo corrobora lo anterior sino que debe llevar al más alto nivel la discusión política, económica y cultural los impactos que genera la producción del sector de la cultura en el desarrollo de nuestras sociedades. El citado artículo se denomina “El impactante estudio económico del Festival de San Sebastián” y analiza los aspectos económicos y sociales del reconocido festival internacional de cine que se organiza en el País Vasco desde el año 1953. Es el más importante de los que se celebran en España, así como uno de los más longevos y prestigiosos de Europa. Para ser concretos: por cada euro que se invierte en este festival se obtiene un retorno (es decir, ingresan) 10 euros. Y para que no queden dudas: La pregunta no es: ¿cómo es esto posible? sino ¿qué actividades productivas generan un nivel tan alto de retorno de la inversión? Sin pretender entrar en cuestiones de álgebra económica y sin tampoco buscar la mercantilización de la cultura, por simple sentido común sabemos que si invertimos determinados esfuerzos en una actividad, es porque generalmente esperamos obtener resultados beneficiosos para las partes involucradas. La inversión que hacen los artistas, por dar un ejemplo, en sus obras, genera múltiples beneficios en la sociedad: arte, expresión, identidad, pertenencia, placer y muchos otros etcéteras intangibles y no cuantificables. De esto no nos caben dudas. Sin embargo cuando se trata de demostrar el valor económico – sencillamente porque la variable económica es una de las dimensiones que inciden en la productividad cultural – parecieran primar los prejuicios y los modelos mentales anticuados frente a la realidad de los hechos consumados y medibles,...

read more

Carne impresa o el costo de la no creatividad

Jul 11, 13 Carne impresa o el costo de la no creatividad

Posted by in Economía Creativa

Seamos francos: la velocidad que llevan los acontecimientos nos tiene a la mayor parte de la humanidad sencillamente desconcertados. Y no es para menos. El proyecto Global Meadows, por dar un ejemplo, está utilizando impresoras 3D para “imprimir” cuero y carne.  Así, tal como usted lo está leyendo. La Thiel Foundation de los Estados Unidos está financiando parte del proyecto Modern Meadow  a través del cual se ha desarrollado una “impresora de carne” que, sin provenir de un animal vivo y sacrificado, poseerá las mismas proteínas y apariencia que un suculento bife de chorizo recién salido de la parrilla a carbón. Más allá de los rechazos o adhesiones que genere esta modalidad, lo cierto es que esta misma técnica se está utilizando para crear piel humana (ver Médicos crean rostro nuevo usando impresora 3D), órganos y  prótesis para humanos como la traquea (ver ¿Cómo funcionan las impresoras 3D?), armas, juguetes y toda clase de objetos que hubieran terminado en la basura y que ahora, gracias a estas técnicas pueden repararse y ser usados como nuevos. (ver imagen adjunta) Es evidente que la clave de todo lo que surge como innovador y que supera la más arriesgada de las novelas de ciencia ficción, es producto de la creatividad humana y del espíritu innovador y emprendedor. Nada de esto podría ocurrir si esa dimensión que llamamos creatividad no estuviera potenciándose ocupando espacios y dimensiones que durante siglos se manejaron con criterios racionales y cartesianos.  Pareciera que el dominio del hemisferio izquierdo de nuestros cerebros, responsable por el pensamiento lógico y lineal está encontrando finalmente el balance necesario con nuestra mitad creativa  e  imaginativa. Negar la creatividad es negar la evolución humana Ideologías, ambición de poder, sistemas de control, creencias, modelos mentales… son muchas las causas que podemos identificar para entender por qué la creatividad ha sido hasta ahora arrinconada en la esquina cercana a la locura y los “desvaríos” artísticos. Es de data muy reciente que las “casas del saber” como las universidades, han comenzado a considerar programas...

read more

Crowdfunding: más que financiamiento

Jul 05, 13 Crowdfunding: más que financiamiento

Posted by in Economía Creativa

A propósito de las implicancias del “crowdfunding” caserito implementado por el grupo Carilimpia de Panamá, (ver: “¿Cómo financiar la cultura masivamente?) surge el tema de la responsabilidad cultural ciudadana. Hasta la irrupción de las plataformas de “crowdfunding” o financiamiento masivo para la cultura, el público en general no tenía mayores opciones de realizar aportes económicos para la producción de una determinada propuesta cultural. Tanto el Estado a través de subsidios o contrataciones directas así como las empresas privadas a través de patrocinios y donaciones, colaboran con el financiamiento de las producciones culturales desde sus inicios. El aporte del público en general se restringe al momento de la compra (sea de un libro, un cuadro, un video, etc.) o de su asistencia a una producción escénica, la presentación de una película, festival o similar. ¿Qué cambia con los procesos de financiamiento masivo? Además de surgir una opción cibernética del famoso “pasar la gorra”, la cual multiplicada por la potencia de conexión de Internet puede dar resultados maravillosos, abre las puertas a ejercer el derecho y la responsabilidad ciudadana de colaborar con el fortalecimiento de las expresiones culturales propias desde el momento de la producción. Se modifica la ecuación en donde el “público” deja de ser un actor pasivo en relación al proceso de producción de la cultura y  para pasar a ser un actor activo y esencial en los procesos de producción. Aportar económicamente a un proyecto en gestación significa ser más que un donante: se adquiere la categoría de colaborador o, exagerando, co-productor de la propuesta. Pero sobre todo se ejerce el derecho y la responsabilidad de estimular la producción cultural y creativa de la propia cultura. Muchas producciones culturales se están financiando con los pequeños aportes de muchas personas: películas, libros, obras de teatro y proyectos culturales y sociales de diversa magnitud y relevancia. El nombre y el rostro de cada uno de estos aportantes comienza a ser conocido. La ciudadanía emerge de su lugar de anonimato en relación a la producción cultural...

read more

La economía invisible de la cultura

Hace ya un tiempo que nos acostumbramos a los datos macroeconómicos relacionados con el aporte al PBI que genera la cultura o la generación de empleo o los ingresos por divisas y afines. Todos datos voluminosos que sorprenden y entusiasman. 3, 5 y hasta más del 10% es la contribución de las Industrias Culturales y Creativas a los respectivos PBIs y datos similares se manejan en el campo del empleo en tanto que en el 2010 Naciones Unidas demostró que se exportaron más de 860.000 millones de dólares en bienes culturales en el mundo. Ahora bien ¿qué significa esto para el micro, pequeño o mediano emprendedor sea un artista, un productor, un diseñador gráfico o una pequeña editorial? No es sencillo saberlo, pero sí podemos analizar qué ocurre a nivel local cuando, por ejemplo un productor de espectáculos organiza un concierto de música en una sala de conciertos conocida. Un primer nivel de análisis nos muestra que los artistas y el productor habrán de obtener ingresos de esa actividad. A esto se suma la posible venta de CDs y de DVDs y los ingresos por derechos autorales toda vez que la música se ha utilizado en medios de difusión. Un segundo nivel es lo que ocurre dentro de la sala: la misma sala obtendrá ingresos, los técnicos (sonidista, vestuarista, iluminador, escenógrafo y asistentes) así como el personal de limpieza, seguridad y de atención al público, la venta de merchandising y del bar.   Un tercer nivel, ampliando más la mirada, abarca los servicios relacionados con toda la actividad: todos los aspectos relacionados con la comunicación: diseño gráfico, servicios de prensa y difusión, publicidad (paga), comunicación digital, hosting, diseño y envío de gacetillas electrónicas, sitio web, twitter, facebook, publicidad paga en medios digitales, etc. La imprenta que habrá de proporcionar los afiches, volantes, programas de mano, entradas, etc. también recibe sus ingresos. El transporte público para llegar al lugar o el estacionamiento se benefician así como la gastronomía que resulta impactada cuando al salir del...

read more

Appalachian University, USA y la economía creativa

Invitado por la Ciudad del Saber de Panamá, tuve la oportunidad de compartir conocimientos acerca de las Industrias Culturales y Creativas con un interesante grupo de estudiantes de la Appalachian University de los Estados Unidos, ubicada en Carolina del Norte.  Durante la presentación, analicé el contexto histórico en el cual ocurre el surgimiento de las Industrias Culturales y Creativas (ICC) ubicando este proceso en la transición entre la Era Industrial y la Era del Conocimiento. Algo similar a lo ocurrido con el paso de la Era Agrícola a la Era Industrial. Analizamos los modelos mentales que construyen el valor de la cultura en términos económicos y productivos para dar paso a los datos concretos y relevantes en términos de aportes económicos, generación de empleo y otros usualmente utilizados por la economía tradicional. Pero, esto es diferente. Si la economía tradicional se basa en los recursos tangibles y el capital financiero, las nuevas formas de economía se sustentan en recursos intangibles (conocimiento, innovación, creatividad y cultura) y las personas. Pasamos de una lógica de escasez en donde lo más importante es que cada individuo sea exitoso (siguiendo a Adam Smith) a una lógica de abundancia donde prima la colaboración a través de redes, interdisciplinareidad y tecnología. De acuerdo a la Dra. Heather Dixon-Fowler, directora del Center for Entrepreneurship de la Universidad mencionada y coordinadora del grupo, esta presentación les hizo reflexionar acerca del rumbo que lleva la economía estadounidense centrada aún en modelos de negocio que se sustentan en visiones inspiradas por la vieja economía. Y que era relevante incluir estos nuevos desarrollos en las formaciones de los nuevos emprendedores. Una tendencia conservadora domina el universo emprendedor norteamericano evidenciándose en las dificultades que tienen diversos sectores para acompañar estos procesos de desarrollo. Lo cual estaría relacionado con las dificultades económicas mundiales. Este fue un primer contacto con estudiantes de Norteamérica y ha sido sumamente enriquecedor para ambas partes. descargar el pdf de la presentación...

read more