Caso a tener en cuenta para reducir la brecha digital: una tablet diseñada para África

Jul 04, 11 Caso a tener en cuenta para reducir la brecha digital: una tablet diseñada para África

Romper paradigmas y transformar la realidad con innovación
Sabemos que las modernas tecnologías de información y comunicación (TIC) son mucho más que maneras sofisticadas de comunicarnos. Están planteando verdaderas revoluciones en los procesos de producción así como en las formas de comercializar y distribuir productos y servicios. Quienes no incorporen en sus esquemas productivos estas nuevas modalidades, sencillamente quedan fuera de toda posibilidad de progreso, entendido este como la posibilidad de mejora de la calidad de vida de los individuos. Africa en su conjunto y grandes áreas de Latinoamérica padecen los efectos de la denominada “brecha digital”, es decir, ven limitada su capacidad de acceso a las tecnologías asociadas a la economía de la información (o Economía Creativa) separando cada vez más a quienes pueden usufructuar los beneficios de las TIC de quienes ven pasar el tren de la modernidad por delante de sus narices. El problema es doble: por un lado tener la capacidad de acceso y uso de las TIC y sus beneficios, a través del equipamiento y el conocimiento que así lo permite (Laptops, tablets, teléfonos inteligentes, etc) y por otro lado, la pertinencia o posibilidad de uso en contextos específicos, teniendo en cuenta las necesidades reales de los individuos en sus habitats naturales.

El gran desafío es cómo acceder a ella desde lugares sin capacidad económica para adquirir equipamiento.

Con este tema en mente, un joven emprendedor oriundo del Congo, Veróne Mankou, creó en  en el 2009 – a sus 25 años -  su empresa VMK especializada en desarrollos tecnológicos. Mankou desarrolló la primera Tablet basada en sistemas operativos de código abierto (Android) pensada para la realidad socio-económica del continente africano. Se trata de un modelo con pantalla de 7 pulgadas y un procesador de 1,2 Ghz, 512 MB de Ram, 4 Gb de memoria interna y WiFi. Utiliza una interfaz denominada Kongo. Mankou realizó la producción en China y el precio final dependerá de la cadena de distribución, pero debería costar la mitad que una Tablet Galaxy de Samsung o un cuarto de una iPad 3G. Mankou narra en diversas entrevistas en Internet que las dificultades para una compañía pequeña como la suya no sólo están relacionadas con la realidad comercial e impositiva de los países africanos. “Muchas personas no tienen acceso a electricidad, con lo cual un equipo portátil de bajo consumo como este puede representar un cambio real en la forma de acceder a la información para miles de personas.”
Esta idea es lo que le confiere la energía para continuar adelante con su proyecto.

¿Cuántas opciones tenemos para transformar nuestra realidad y cómo las ponemos en práctica en la realidad de nuestra querida Latinoamérica?
Para ver el sitio de VMK hacer click aquí (en idioma francés y artículos en inglés).

Leave a Reply

%d bloggers like this: