¿Ciencia ficción o educación a distancia?

Sep 11, 11 ¿Ciencia ficción o educación a distancia?
Como si de ciencia ficción se tratara, hoy concluimos 6 meses de un curso semanal dictado por Internet a un grupo de jóvenes emprendedores de Guatemala. Comencé dictando el curso en Holanda, lo continué en Panamá y concluyó con las últimas clases desde Chile.
Cada sábado, a las 9:30 de la mañana, los estudiantes se dieron cita en el local de Fundación El Sitio en la increíblemente bella ciudad de Antigua. Cada sábado fuimos incursionando en los conocimientos y las habilidades necesarios para llevar adelante un emprendimiento de base cultural y creativo. Entre otros, Carlos optó por un festival de Luz y Agua. Antonio eligió los títeres como instrumento pedagógico. La Red de Jóvenes Centroamericanos comienza a tomar fuerza a manos de Karla, Tatiana focalizó en la Tercera Edad opinando que se merece poner en valor sus cualidades creativas. José y Mario trabajan para que 110 escuelas sean genuinamente seguras.
Acompañar a estos jóvenes a desplegar sus ideas, confiar en sus capacidades innovadoras, construir sus competencias emprendedoras y sobre todo, consolidar la confianza en sus propias capacidades para cambiar y mejorar el mundo en que viven, es un verdadero privilegio.
Pero lo interesante es lograr todo esto a través de una camarita de internet, un micrófono y unas plataformas que permiten la interacción en tiempo real con ellos y ellas a través de videoconferencias en tiempo real.
Más allá de las tecnologías disponibles, que se hacen cada día más ágiles, efectivas y económicas, es también necesario implementar una metodología didáctica que haga efectivas las interacciones a distancia. Esto significa crear espacios de participación, diálogo y estímulo al proceso de aprendizaje de cada participante Significa también estar muy atento a las necesidades, dudas, intereses y capacidades de cada uno de ellos. Se podría suponer que todo esto demanda más dedicación del docente. Lo cierto es que la educación a distancia significa otro modo de aprender y de enseñar, con reglas distintas a las de la educación presencial. El enfoque formativo y evaluativo debe adaptarse a este nuevo entorno que permite otras interacciones. El uso de herramientas de autoevaluación, foros, y trabajos grupales plantea nuevas opciones formativas.
El final, hoy sábado 10 de setiembre, fue tremendamente emotivo. Hubo quien derramó unas lagrimitas, otros a quienes se nos anudó la garganta más de una vez. En la despedida (sólo un “hasta pronto”) se tocaron instrumentos musicales, se narraron poesías, se bailó ante la cámara y también se contaron chistes.
Quien diga que las nuevas tecnologías sólo distancian a las personas es porque realmente no han comprendido la potencia de todo este nuevo universo que se nos ha abierto a los seres humanos.
Son otros lenguajes y otros códigos de los conocidos hasta ahora. Pero tan potentes y sensibles como siempre ha sido la comunicación humana. Me he sentido tan cerca de mis queridos estudiantes guatemaltecos como si las clases hubieran sido presenciales. Y ellos y ellas me lo han demostrado en el inmenso cariño (virtual) que me enviaron a través de la camaríta de un salón multimedia en Antigua, Guatemala.

Gracias y gracias también a Fundación El Sitio, a Don Quique Matheu, a Bob, a Estefani y todos quienes conforman ese maravilloso equipo humano. Hasta prontito.

4 Comments

  1. hooola Gerardo, qué rapido has subido ya las foticos del sábado. Nuevamente mil gracias por todo lo que nos enseñaste durante éste diplomado. Ya te iré contando más avances futuros de mi proyecto. Un abrazo!

  2. Felicitacion Gerardo por la labor que haces, ha sido una buena experiencia

  3. Un administrador del blog ha eliminado esta entrada.

  4. Hola Gerardo, una verdadera bendición el diplomado,muy probablemente no podría haber llegado en mejor momento. “Cabal” lo que dice Carlitos, ha sido una buena experiencia. Así que a seguir creciendo y expandiéndonos como plantitas.

Leave a Reply

%d bloggers like this: