Diálogos (imaginarios) sobre la creatividad y las ideas

Jun 03, 11 Diálogos (imaginarios) sobre la creatividad y las ideas

- ¿De dónde salen las buenas ideas? ¿Cómo sabemos de su potencial y cómo la podemos aprovechar? – preguntó Norberto desde Antigua, Guatemala, en la clase de pensamiento creativo…
- ¿Qué idea tienes? – le pregunté, más por no tener una respuesta exacta a su pregunta que por un ejercicio psicoanalítico.
- Bueno – titubeó – no sé, del inconsciente, de pensar mucho… – dijo sin mucha convicción.
- ¿Están todos de acuerdo? – pregunté en el micrófono.
La mano digital de Laura, en Ciudad México se levantó y le cedí el micrófono.
- Creo que una buena idea es el resultado de un proceso mucho más complejo…Una buena idea surge, no sé cómo explicarlo, del cuerpo, de la mente, de las emociones… tiene algo de mágico pero a su vez es sumamente estructurado…
Se hizo un gélido silencio en el espacio virtual que estábamos compartiendo. En las cámaras de los asistentes – unas 20 personas -  se veía inquietud y expectativa en los rostros acerca de lo que Laura iba a decir…
- Continúa, por favor – le sugerí con dulzura. Estaba claro que sus propias palabras la estaban movilizando mucho.
- Bueno, me doy cuenta que cuando llegan las ideas creativas, es como si ocurrieran de pronto, pero si miro más allá, veo que han ocurrido multitud de procesos previos para llegar a esa claridad, como si fuera…
No pude evitarlo y la interrumpí: – como si fuera una iluminación, una epifanía!
- Exacto – asintió Laura – es todo tan irreal, como si mi ser se hubiera conectado con una base de datos universal y hubiera googleado el problema para que aparezca en pantalla la solución, la idea valiosa!
Se percibió en el espacio virtual una sensación de alivio, como que esa descripción era compartida por todos los participantes.
- Laura: estás describiendo lo que definitivamente se conoce como el momento de la iluminación en el proceso creativo. Ha sido generalmente precedido por una inquietud, un desafío, lo que el holandés Giep Hagoort denomina: un motivo estratégico: una razón para poner en movimiento un conjunto de elementos entre los cuales lo racional cumple un papel ordenador, pero tan importante como esto es la imaginación, el permiso que nos demos a nosotros mismos para unir elementos que hasta ese momento no estaban unidos, amalgamándose en una nueva forma. Es la confianza que tengamos en nuestras propias percepciones. En este proceso intervienen la sensibilidad, la información, la intuición, la actitud (¿me estoy permitiendo ser creativo/a ahora?), los prejuicios, las buenas y las malas experiencias pasadas… En fin, que contrariamente a lo que se enseña y tal como lo dijo Albert Einstein, la imaginación es más importante que el conocimiento. ¿Y cómo estimulamos este proceso? Algunas condiciones básicas son:
1) Vivir y trabajar en entornos que estimulen la creatividad y no la limite.
(Sin darme cuenta, el micrófono de Norberto quedó abierto y dijo): – Ah! por eso Google tiene una sala donde los empleados pueden dormir la siesta!
- Exactamente. Los entornos sociales son en gran parte responsables por estimular o limitar el flujo creativo…
(Mano alzada de Cristina, desde Santiago de Chile) – Cuéntanos Cris.
- Estaba pensando que entonces la familia es un espacio vital para coartar o estimular la creatividad…
- Así es, cuando niños la creatividad está en plena ebullición. ¿Acompañarán esos padres el ímpetu creativo o pesarán más las normas y la tranquilidad hogareña?
2) Cantidad de ideas: la idea apopiada generalmente es el resultado del juego de ideas, de mezclar, sumar, restar, poner, sacar, dar vueltas y volver atrás… Esto es tal vez lo que las personas demasiado apegadas a las estructuras no terminan de comprender. Sin embargo, es en ese proceso aparentemente caótico donde “se cocinan” las buenas ideas…
3) Jugar, dejar de lado los prejuicios y divertirse
La creatividad es enemiga de la solemnidad. No le gusta verse encerrada en estructuras. La creatividad es sinónimo de libertad. Y por lo tanto es muy amiga de los juegos y del disfrutar.
- Profe – preguntó Carlos desde Buenos Aires por chat – y ¿cuál es el primer paso…?
Gracias Carlos: son dos preguntas nada más:
- ¿Qué pasaría si…? y ¿Y por qué no?
Usalas durante la semana y nos cuentas en la próxima clase! 

1 Comment

  1. Anonymous /

    Hola Prof.Gerardo este tema de la creatividad es primordial en nuestra educaciòn familiar primaria, secundaria; pero debe seguir el crecimiento de ideas y muchos de los educadores nos dan una receta de abc y no dejan al estudiante a ser creativos.Cuando veo que las maestras usan el metodo constructivista se ve la diferencia de cada trabajo pero sino son fotocopias de trabajo.Por ello hay que fomentar que las personas piensen en la solucciòn de sus problemas y no solo decir sus necesidades y carencia para que otro le resulva.Como trabajadora social soy creyente de los dignosticos participativos con las comunidades ya que le permite aumentar el sentido de pertenencia del lugar donde viven.

Leave a Reply

%d bloggers like this: