¿Estamos preparando adecuadamente a los egresados universitarios para los desafíos de este siglo?

Aug 31, 11 ¿Estamos preparando adecuadamente a los egresados universitarios para los desafíos de este siglo?
Con esta pregunta se inició un ciclo de trabajo con docentes y directivos de las carreras de Teatro, Música, Gestión en Turismo y Cultura, Diseño, Cine y Administración Pública de la Universidad de Valparaíso, en el marco de la consultoría que estoy realizando en Chile.

Mi pregunta disparó gran cantidad de comentarios y reflexiones y se orientaba específicamente a analizar los desempeños profesionales de los egresados de las carreras “artísticas” así como llevar a la reflexión a los futuros funcionarios de la Administración Pública acerca de la función social de la cultura en este nuevo siglo.

Ubicados en un contexto de transición entre una era que está claramente acabando (la Era Industrial) y en movimiento hacia la Era del Conocimiento, en donde la creatividad y la innovación son dos de los principales atributos para el desarrollo, cabe preguntarse cuál será el nuevo lugar de la cultura en esta nueva era. Ocurre que la creatividad y la innovación también son parte de la materias prima que utiliza el sector de la cultura para desarrollar su actividad. 

De la administración de la escasez… ¿a la administración de la abundancia?
A diferencia de la era que está acabando, las nuevas formas de generación de riqueza se basan en la explotación de los recursos intangibles: nuevamente la creatividad, la innovación y el conocimiento.La economía tradicional basa su actividad en la administración de los recursos materiales y escasos. El conocimiento y la creatividad no sólo son inagotables, sino que incrementan su valor (también económico) con su uso. Nuevas lógicas de producción y de generación de riqueza surgen cotidianamente bajo esta premisa. Nuevas profesiones vinculadas a estos desarrollos dejan obsoletos modelos de pensamiento y de acción vinculados a formas de concebir el desarrollo basados en los principios de administración de la escasez. La asociatividad, la gratuidad y el trabajo en redes constituyen escenarios comunes en esta nueva era.

Estos escenarios plantean interrogantes que afectan de manera directa la función cotidiana de los docentes de las carreras “creativas” y de administración pública. ¿Cuán influenciados estamos por la noción de que “de la cultura no se vive” o que “como artista uno se muere de hambre”? ¿Cuánto de profecía autocumplida hay en estas “verdades” y de qué manera nos estamos apropiando de las nuevas oportunidades que surgen día a día? Afortunadamente los más jóvenes – los “nativos digitales” – no parecen estar muy influenciados por estas visiones apocalípticas y día a día vemos surgir multiplicidad de propuestas nacidas bajo los nuevos paradigmas de productividad asociativa y en redes. Surgen prácticas innovadoras en la manera de concebir los nuevos procesos de intercambio de valor por valor, es decir, nuevas formas de generar riqueza. Pensemos en Facebook, en Linux, en Skype…

Formar para el futuro, hoy
¿Cómo se preparan los docentes de las carreras creativas para estos nuevos escenarios? Durante las sesiones de trabajo surgió un tema clave: en los años que duran las carreras, mucho de lo que podamos aportar a la formación de los estudiantes quedará obsoleto a la hora de egresar, por que seguramente – es la previsión – los contextos habrán cambiado de manera radical. El especialista inglés Ken Robinson lo plantea claramente: los que ingresan hoy al sistema educativo egresarán dentro de aproximadamente 15 años. ¿qué sabemos nosotros acerca de cómo será el mundo dentro de 15 años? Ver video ¿La escuela mata la creatividad?

 

Desarrollar el espíritu emprendedor: la reinvención permanente
 Probablemente lo mejor que podemos hacer, además de dotar a los estudiantes de la mejor formación en los contenidos específicos, es desarrollar el espíritu y las competencias emprendedoras, es decir, de la capacidad de reinventarse conforme cambian las condiciones del contexto influyendo también sobre estos cambios. El término puede llevar a confusión, dado que se normalmente se asocia el concepto de emprendedor sólo con micro y pequeñas empresas. Pero un empresario es el dueño de una empresa, y no todos los empresarios son emprendedores. El espíritu emprendedor (o emprendedurismo) es el mejor modo de enfrentar la incertidumbre de un entorno cambiante, pues aporta innovación, creatividad e iniciativa al entorno. El emprendedor es aquel que cuenta con las capacidades precisas para llevar a cabo esa reinvención permanente.

Es necesario dotar a los futuros egresados de la capacidad de concebir ideas innovadoras y crear en estas personas la certeza de que son capaces de concretarlas, a pesar de los obstáculos y resistencias del entorno. Deben comprender que poseen la capacidad de cambiar la realidad, de poner en marcha procesos que permiten construir certidumbre. El espíritu emprendedor se nutre de sueños y de pasíon que mueven a concretar las ideas. Está en manos de los docentes fortalecer la confianza en las propias habilidades para canalizar las energías que llevan a concretar los sueños. La mirada debe estar puesta en visiones de futuro que orienten la accion: ¿dónde queremos estar en 5, 10 o 15 años? El dinero puede o no ser un objetivo. Pero seguramente es un medio para alcanzar los objetivos que ponen en movimiento las acciones. Es también un modo apropiado de evaluar los resultados. Pero es necesario crear la conciencia en torno a los múltiples réditos que genera, en nuestro caso, la actividad cultural, además de los económicos: inclusión, cohesión social, identidad, pertenencia, placer, conocimiento: todas necesidades básicas fundamentales para el bienestar humano.

¿Cómo hacerlo?
En los próximos encuentros estaremos trabajando los conceptos y las prácticas docentes que pueden llevar a desarrollar el espíritu emprendedor en los futuros egresados. Lo cierto es que este proceso debe llevar necesariamente a la revisión de las prácticas formativas y estar dispuestos, a partir de esta revisión, de incorporar nuevas miradas, nuevos métodos y modos de ejercer la práctica educativa.

Visite el sitio web de Ivanna Bey

Leave a Reply

%d bloggers like this: