Frente a las incertidumbres económicas, ingerir buenas dosis de cultura latinoamericana

Reflexiones sobre el IV Congreso Iberoamericano de la Cultura

Si de algo sirven los congresos de cultura es por  la posibilidad de encontrarse con visiones alternativas a los modelos de pensamiento y acción instaurados, que se promueven como los únicos posibles. 

El Congreso ocurrió en un momento en el cual la humanidad en su conjunto se enfrenta a preguntas e incertidumbres inéditas respecto de su propio futuro como especie. Sin pretender caer en el fatalismo, lo cierto es que la crisis civilizatoria que atravesamos se refleja tanto en serias inestabilidades económicas y sociales en grandes regiones del planeta así como en el notable incremento de catástrofes naturales (terremotos, ciclones y otros). Todo lo cual  nos debe llevar a reflexionar acerca del modo que tratamos nuestro planeta y nuestra vida.

Plantear que el modelo de desarrollo basado exclusivamente en el crecimiento económico, trae consecuencias de alto riesgo para los humanos y la Tierra ya no es ser subversivo o inadaptado: es puro sentido común. La explotación extrema de los recursos naturales a fin de hacer sostenible el modelo de desarrollo sin importar las consecuencias a largo plazo es producto de una visión cultural que pondera valores como el individualismo a ultranza, la competitividad inescrupulosa y la indiferencia. 

Todos estos factores que culminan en el incremento de patologías sociales tales como la exclusión, la pobreza tanto material como de espíritu, la violencia social en múltiples formas y el aislamiento. ¿Existirá una relación causal entre estos modelos de éxito y el hecho de que la principal causa de muerte en muchos países “desarrollados” es el suicidio? El hecho de que la tasa de natalidad entre los europeos autóctonos es negativa, ¿tendrá vinculación con la visión de futuro de las personas en aquellas sociedades?. Tal vez no son datos tan relevantes como el consumo per cápita o el índice de empleo, pero sin querer pecar de cínico, sería casi una broma de mal gusto decir que si en el futuro cercano no hay quien consuma, el modelo pierde razón de ser.

Nueva institucionalidad latinoamericana: el SUMAK KAWSAY o BUEN VIVIR 

Lo que trae de nuevo este Congreso es poder conocer de cerca la consolidación de modelos institucionales que buscan trascender las limitaciones de los modelos conocidos sostenidos en valores que no representan el ser y el sentir de los habitantes de Latinoamérica. Entre los países que están innovando en materia institucional se encuentran Ecuador y Bolivia
Escritura Aymara
Estos países han modificado recientemente sus Constituciones Nacionales introduciendo visiones basadas en las culturas originarias de nuestra querida América. En ambos casos se dedica una importante cantidad de artículos a los principios del SUMAK KAWSAY o BUEN VIVIR en el kichua ecuatoriano o SUMA QAMAÑA, VIVIR BIEN en el aymara boliviano. Se trata de visiones de vida y de comunidad radicalmente diferentes al ideal occidental de bienestar basado en el desarrollo económico.

En Ecuador, el artículo 71 de la Constitución está consagrado a los “Derechos de la Naturaleza” gracias al cual la Naturaleza deja de ser un recurso al servicio de las necesidades depredatorias del modelo económico vigente para proponer una vida armoniosa entre los seres humanos y, por lo tanto, entre nosotros y la naturaleza. Por su parte la nueva Constitución del Estado Pluralista de Boliviapostula en su artículo octavo: “El Estado asume y promueve como principios ético-morales de la sociedad plural: ama qhilla, ama llulla, ama suwa (no seas flojo, no seas mentiroso ni seas ladrón); suma qamaña (vivir bien), ñandereko (vida armoniosa); teko kavi (vida buena); ivi maraei  (tierra sin mal) y qhapaj ñan (camino o vida noble)”.
La directora general de Promoción Cultural y Artística del Ministerio de Culturas (en plural), Vanessa de Britto Maluf narró los cambios a nivel normativo que llevan a trasladar el discurso en acción a través del Plan Nacional de Culturas que busca la aplicación de los valores identitarios de los pueblos originarios a la vida cotidiana de Bolivia.

Por su parte, el economista ecuatoriano Francisco Páez Pérez presentó la nueva arquitectura financiera que busca ayudar a Latinoamérica a enfrentar los riesgos macroeconómicos generados por la crisis de deuda en Europa y Norteamérica. Páez describió el proceso de constitución de un organismo financiero multilateral latinoamericano que funcione como un banco de desarrollo regional, administrando una nueva divisa que movilice las fuerzas productivas a nivel local, regional y continental. Se hace necesaria una red de de seguridad financiera como alternativa al Fondo Monetario Internacional (FMI) que permita que los bancos centrales de Latinoamérica mejoren su capacidad de defensa de los intereses ciudadanos. En el caso de Grecia, por ejemplo, los mercados financieros se están imponiendo por sobre el mandato soberano y democrático de lospueblos, bajo la amenaza de que el mundo acabará si no se aplican las medidas de choque implementadas. Miradas apocalípticas conocidas por los latinoamericanos que terminan beneficiando a minorías y dañando a las mayorías
Creatividad, cultura y nuevos modelos de desarrollo

Puerta del Sol - Inti Punku - Tiwanaku -Bolivia
10 – 15.000 A.C.?

Las doctrinas que rigen los destinos económicos del mundo se inspiran en cuerpos de valores y en consecuentes miradas culturales que nos han traído hasta el lugar donde estamos. Al decir de Albert Einstein: No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo”. Tal como el pensamiento creativo enseña, es necesario buscar en campos ajenos a los conocidos las respuestas que llevarán a la innovación y a la superación de los problemas conocidos. Abrevar en la sabiduría y los conocimientos de las culturas originarias, tal como es el caso de Ecuador y de Bolivia para plantear nuevos escenarios de desarrollo basados en el respeto a la humanidad y a la naturaleza, no es solamente una reparación histórica que Latinoamérica se debe a sí misma, sino un camino probado para restaurar la alterada armonía entre los humanos y la naturaleza

1 Comment

  1. Sin duda que SurAmérica debe ponerse los pantalones y las faldas que heredamos de los ancestros! ya es hora de soltar las amarras generadas desde el colonialismo hasta el post-modernismo “occidental”. ¿Cuando será realizará el congreso de culturas “autóctonas”? y ¿Quiénes serán los chasquis?

Leave a Reply

%d bloggers like this: