Italia: cuando la cultura impacta en la agenda política

Aug 22, 11 Italia: cuando la cultura impacta en la agenda política
Lugar: Ópera de Roma. Fecha: 12 de marzo de 2011. Actividad: Ópera Nabuco de Giuseppe Verdi, dirigida por el Maestro Riccardo Muti. Ocasión: festejo de los 150 años de la Unidad italiana. Movimiento: tercer acto. Interpretación del coro de esclavos judíos oprimidos en Babilonia “Va pensiero”. Relevancia: símbolo de la búsqueda de libertad del pueblo, que a fines del siglo XIX -época en que se escribió la ópera – estaba oprimido por el imperio Habsburgo, al que combatió hasta la ceación de la Italia unificada. La frase del coro «Oh mia patria sì bella e perduta!» («¡Oh patria mía, tan bella y perdida!»), comenzó a partir de entonces a formar parte del imaginario nacional colectivo italiano.  
Los hechos: la noche comienza con un acalorado discurso del alcalde de Roma, Gianni Alemanno,  denunciando los recortes presupuestarios al sector de la cultura promovidos por el primer ministro, a pesar de pertenecer al mismo partido político. De acuerdo a la versión del Maestro Mutti publicada por Times: 
Maestro Riccardo Mutti
- “Al principio hubo una gran ovación en el público. Luego comenzamos con la ópera. Se desarrolló muy bien hasta que llegamos al famoso canto Va pensiero. Inmediatamente sentí que la atmósfera se tensaba en el público. Hay cosas que no se pueden describir, pero uno las siente. Era el silencio del público que se hacía sentir. Pero en el momento en que la gente se dio cuenta que empezaba el Va Pensiero, el silencio se llenó de verdadero fervor. Se podía sentir la reacción visceral del público ante el lamento de los esclavos que cantan: “Oh patria mía, tan bella y perdida. Cuando el coro llegaba a su fin, ya se oían en el público varios “bis”.  El público comenzó a gritar: “¡Viva Italia!”, “¡Viva Verdi!”, “¡Larga vida a Italia!”
En una única ocasión Muti había aceptado hacer un bis  para el “Va Pensiero” en la Scala de Milán en 1986, puesto que para él la ópera no debe sufrir interrupciones. “Yo no quería sólo hacer un bis. Tenía que haber una intención especial para hacerlo”, relata. Pero el público ya había despertado su sentimiento patriótico. En un gesto teatral, Muti se dio vuelta y miró al público y a Berlusconi a la vez, y dijo:

“Sí, estoy de acuerdo con esto. “Larga vida a Italia”. Pero… Ya no tengo más 30 años y he vivido mi vida, pero recorrí mucho el mundo, y hoy tengo vergüenza de lo que sucede en mi país. Entonces accedo a vuestro pedido de un bis para el Va Pensiero, nuevamente. No es sólo por la dicha patriótica que siento, sino porque esta noche, cuando dirigía el Coro que cantó “Ay mi patria, bella y perdida” , pensé que si seguimos así vamos a matar la cultura sobre la cual se construyó la historia de Italia. En tal caso, nuestra patria estaría en verdad “bella y perdida”.
- “Ya que reina acá un clima italiano, yo, Muti, me callé la boca muchos años. Quisiera ahora… tendríamos que darle sentido a este canto; estamos en nuestra casa, el teatro de Roma, y con un coro que cantó magníficamente bien y que acompañó espléndidamente. Si quieren, les propongo unirse a nosotros para que cantemos todos juntos. Vi grupos de gente levantarse. Toda la ópera de Roma se levantó. Y el Coro también. Fue un momento mágico en la ópera. Esa noche no fue solamente una representación de Nabucco, sino también una declaración del teatro de la capital para llamar la atención a los políticos.”
“No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos” Martin Luther King.

El video de la representación de Nabuco, bajo la dirección del Maestro Riccardo Mutti:

Leave a Reply

%d bloggers like this: