La carrera por la innovación: ¿estrategia o azar?

Leemos a diario noticias en los medios referidas al impulso de la actitud innovadora y emprendedora desde diversas instancias públicas y privadas. Universidades, empresas, organismos gubernamentales e internacionales comprenden la importancia de fortalecer en jóvenes y en empresas los mecanismos que derivan en productos, servicios y modelos de negocios que generen diferenciación competitiva y desarrollo.

Es indudable que estos movimientos son necesarios y resultan seguramente de observar la realidad circundante. Ya el valor diferenciador no se restringe a tener capacidad logística o de establecer buenos negocios. Curiosamente pareciera que el valor intangible de la innovación ha pasado a ser un commodity que cotiza en alza, Sólo aquellos países y regiones con alta capacidad de aplicar la creatividad de sus habitantes a los procesos productivos logran establecer bases concretas para un desarrollo sostenido. Lo demostró Japón en la posguerra. Lo demuestran países como Holanda o Israel de manera permanente. Lo demuestran India y Brasil.

La pregunta de fondo debería ser: ¿se trata de una moda o debe ser abordado de manera estratégica a partir de contar con instancias de pensamiento y planificación a mediano y largo plazo que, sobre base de supuestos escenarios posibles, planteen a la sociedad caminos alternativos a seguir?
En otras palabras: ¿cuál es el precio que se debe pagar por posicionar a un país o a una región en una posición de liderazgo en materia de creatividad e innovación?

Basta con observar las estructuras de decisión política en torno a los mecanismos de innovación en alguno de los países mencionados para comprender que no se trata de procesos espontáneos o vinculados con una supuesta riqueza preexistente. Ser y liderar procesos de innovación con profunda trascendencia social y productiva es resultado de políticas y sanas ambiciones que suelen gestarse en entornos dedicados específicamente a estos objetivos: espacios donde se gerencia el conocimiento y se alinea con la garantía de bienestar para sus ciudadanos.

Leave a Reply

%d bloggers like this: