Homo economicus y culturalis

Jun 18, 13 Homo economicus y culturalis

Posted by in General

Me encanta ver la cara de asombro e incredulidad de mis estudiantes cuando planteo que la relación entre la cultura y la economía se remonta a la prehistoria humana. Los cuerpos se preparan como diciendo ” a ver qué tontera nos dirá en la clase de hoy”. Sin embargo, una simple imagen basta para demostrar que nuestra profesión – la de los gestores y emprendedores culturales – es mucho más antigua que la más antigua de las profesiones. Observemos la siguiente imagen: Es una reproducción de las pinturas que se encuentra en las conocidas Cuevas de Altamira en Cantabria, España. Esta imagen en particular plantea una serie de desafíos a las concepciones establecidas de arte, cultura, gestión y economía. En primera instancia, el evolucionismo instaló la noción de progreso continuo y el arte, como forma superior de manifestación de la civilización, corresponde a las etapas humanas más avanzadas. Por lo cual, pueblos “salvajes” como en la Edad de Piedra, (pero también en la América precolonial o en África), no podían tener “arte” por su condición de salvajismo. A pesar de los grandes avances en la materia, hablándose en la actualidad de “escuelas de arte rupestre o prehistórico”, aún persiste la noción de “ser salvaje” como una condición inferior y que ha justificado verdaderas salvajadas genocidas por parte de aquellos que se atribuyeron la condición de “civilizados”. Esta imagen por sí sola arroja por tierra cualquier intento de rotular aún a los seres prehistóricos como “salvajes”, en el sentido de no haber sido (ni poder ser) domesticados… En segundo lugar, en particular esta imagen, sintetiza la esencia de la cultura: la narración. Cualquier acto o bien cultural no es ni más ni menos que un acto narrativo: sea una novela, un cuadro, una canción, una comida, un recorrido histórico, una cosmovisión o un (video)juego. Los humanos construimos nuestro presente a partir de narrar y de dotar de significado a nuestro pasado para así proyectarnos a posibles futuros enraizados en esas narraciones. Y la cultura es...

read more

Basura y música para educar en valores

Jun 10, 13 Basura y música para educar en valores

Posted by in Personas innovadoras

Paraguay es uno se esos países de los que poco se sabe. Habiendo sido uno de los más desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX, quedó subsumido en la pobreza luego de la Gran Guerra o de la Triple Alianza en 1864. Con la mayoría de su población masculina diezmada, Paraguay debió siempre cargar con el estigma de la pobreza y el atraso en el desarrollo. Es en este país donde tiene lugar una experiencia inédita y dignificante: la Orquesta de Instrumentos Reciclados creada en el asentamiento de Cateura en Paraguay localizado en un basurero. La vida de muchas personas gira en torno a la basura. Burros, caballos y motos de baja cilindrada cargan toda clase de desperdicios que serán vendidos a grandes empresas por centavos. El maestro Favio Chávez, director de la orquesta. dice: “El mundo nos manda basura. Nosotros les devolvemos música”.Los jóvenes integrantes de la orquesta construyen sus propios instrumentos, por falta de recursos para adquirirlos, con materiales que encuentran en el basurero cercano a sus viviendas. Así, un barril de productos químicos será la caja de resonancia de un violoncello en tanto que una cuchara de madera, un palito para hacer ñoquis, una maza para suavizar carne y un grifo se convierten en las clavijas. Las flautas traversas están hechas de caños galvanizados, las “zapatillas” están hechas de tapitas de cerveza o monedas. “Si uno tiene iniciativa, si uno tiene creatividad, hasta la propia basura puede convertirse en una herramienta que cambie tu vida y la vida de mucha gente. Eso nos inspiró a crear la orquesta”, narra Luis Szarán, co-director de la orquesta,  para el cortometraje Landfill harmonic (La armonía del vertedero), que tuvo casi medio millón de reproducciones en el mundo. La experiencia de Paraguay sirvió como ejemplo de vida para jóvenes músicos de Long Island (Estados Unidos) que fueron afectados por el huracán Sandy. “En un principio había cinco violines y éramos como 50 violinistas”, cuenta una de las jóvenes que comenzó a ser parte de la orquesta...

read more

Marketing al servicio de la cultura

Jun 09, 13 Marketing al servicio de la cultura

Posted by in Industrias Creativas y Culturales

Aprendizajes del curso de Marketing y cultura, Marketing de experiencias Un hecho curioso está ocurriendo. El mundo de las empresas utiliza cada vez más herramientas propias del universo cultural para promover ventas de productos y servicios. El marketing experiencial y el marketing de guerrilla, como se conocen las tendencias comunicacionales más recientes, se sustentan en los principios fundamentales de los procesos culturales: emocionar, construir identidad, vincular afectivamente, impactar en los sentimientos y llevar también a la reflexión. Se trata en general de campañas “inteligentes” con el agregado muchas veces de humor sutil, que trasciende la tradicional estrategia de estímulo de las ventas a partir de destacar las bondades utilitarias del producto. Un bolígrafo o pluma puede promoverse por sus cualidades materiales y tangibles, como lo haría el marketing tradicional, pero también puede ser una fuente inagotable de historias que están “guardadas” en su tinta, cuando lo utilizamos para escribir cuentos o historias de fantasía. El producto es el mismo, lo que cambia es el modo en que lo percibimos. Marcas de boligrafos de calidad hay miles, pero aquella que logre conectar emocionalmente con el público, marcará la diferencia y será percibida como más valiosa. En el universo de la cultura el “producto” es la experiencia misma, llámese un festival, una ruta gastronómica o una puesta teatral. Hora de invertir la fórmula y poner el marketing al servicio de la cultura. Con lo cual contamos con herramientas sublimes para promover los bienes y servicios culturales para llegar a nuestros públicos a través de las emociones y de establecer vínculos afectivos que produzcan relaciones duraderas y significativos intercambios de valor por valor. El público de la cultura: ese gran desconocido Dos semanas atrás pude compartir este abordaje con un heterogéneo grupo de entusiastas participantes provenientes, como es habitual en el universo cultural, de múltiples disciplinas: gestores, productores, ingenieros, periodistas, especialistas en marketing y en publicidad, funcionarios del Instituto Nacional de Cultura de Panamá, emprendedores/as, responsables de comunicación institucionales y otros. Junto al eje temático conceptual, el...

read more

Appalachian University, USA y la economía creativa

Invitado por la Ciudad del Saber de Panamá, tuve la oportunidad de compartir conocimientos acerca de las Industrias Culturales y Creativas con un interesante grupo de estudiantes de la Appalachian University de los Estados Unidos, ubicada en Carolina del Norte.  Durante la presentación, analicé el contexto histórico en el cual ocurre el surgimiento de las Industrias Culturales y Creativas (ICC) ubicando este proceso en la transición entre la Era Industrial y la Era del Conocimiento. Algo similar a lo ocurrido con el paso de la Era Agrícola a la Era Industrial. Analizamos los modelos mentales que construyen el valor de la cultura en términos económicos y productivos para dar paso a los datos concretos y relevantes en términos de aportes económicos, generación de empleo y otros usualmente utilizados por la economía tradicional. Pero, esto es diferente. Si la economía tradicional se basa en los recursos tangibles y el capital financiero, las nuevas formas de economía se sustentan en recursos intangibles (conocimiento, innovación, creatividad y cultura) y las personas. Pasamos de una lógica de escasez en donde lo más importante es que cada individuo sea exitoso (siguiendo a Adam Smith) a una lógica de abundancia donde prima la colaboración a través de redes, interdisciplinareidad y tecnología. De acuerdo a la Dra. Heather Dixon-Fowler, directora del Center for Entrepreneurship de la Universidad mencionada y coordinadora del grupo, esta presentación les hizo reflexionar acerca del rumbo que lleva la economía estadounidense centrada aún en modelos de negocio que se sustentan en visiones inspiradas por la vieja economía. Y que era relevante incluir estos nuevos desarrollos en las formaciones de los nuevos emprendedores. Una tendencia conservadora domina el universo emprendedor norteamericano evidenciándose en las dificultades que tienen diversos sectores para acompañar estos procesos de desarrollo. Lo cual estaría relacionado con las dificultades económicas mundiales. Este fue un primer contacto con estudiantes de Norteamérica y ha sido sumamente enriquecedor para ambas partes. descargar el pdf de la presentación...

read more

Todos estamos relacionados

May 09, 13 Todos estamos relacionados

Posted by in Creando redes

La ciencia, tal como la conocemos, es una de las maneras que existen para tratar de comprender la realidad. Es una manera de conocer a partir de distinguir, diferenciar, clasificar y ordenar. Lo cual es adecuado cuando tratamos de lo tangible, de la materia. Pero ¿qué pasa cuando intentamos a través de este método de comprender lo intangible, como por ejemplo la cultura o la creatividad? Es decir, queremos saber qué pasa en los espacios entre la materia, entre las cosas o las personas. La ciencia no sabe cómo hacerlo porque la ciencia está diseñada para ver las partes. Para entender (científicamente) qué ocurre con aquello que une y mantiene unido a los elementos necesitamos utilizar otro método. Uno que permita unir, juntar, igualar. Conectar en lugar de separar. A este modo de abordar la realidad se la denomina la sistémica la cual pregunta: ¿qué es lo que conecta, cuáles son los elementos que cumplen esta función? ¿Cuáles son las relaciones, estructuras y organización entre los diferentes elementos de un grupo? Ambos métodos de conocimiento son complementarios y no excluyentes. Pero lo cierto es que Occidente priorizó el pensamiento científico por sobre el sistémico a pesar de que sus raíces se encuentran en los antiguos pensadores griegos como Hipócrates o Sócrates, verdaderos “sistemólogos”. (Recordar las “conversaciones socráticas” con sus estudiantes como modelo democrático y horizontal de enseñanza y aprendizaje). Nuestra civilización se encuentra profundamente marcada por un modelo de pensamiento lineal en donde a toda causa le corresponde un efecto considerando el universo como un gran sistema mecánico siguiendo las ideas de Isaac Newton, quien instauró el “determinismo científico” . Se instala así la idea del “pensamiento único” aquel que dice que existe una y sólo una respuesta correcta a una pregunta adecuadamente formulada. Todo lo que no sea esa respuesta, es erróneo (base del sistema educativo que poseemos). El pensamiento sistémico es pariente cercano del pensamiento creativo para quien pueden existir múltiples respuestas correctas para una sola pregunta. Y esta a su vez...

read more