La cola, los mecenas y las vivencias

Jul 31, 13 La cola, los mecenas y las vivencias

Posted by in Industrias Creativas y Culturales

Unos posts atrás mencionaba el proceso que estaba iniciando el Teatro Carilimpia de Panamá implementando una estrategia de recaudación de fondos sobre la idea del Crowdfunding. Usted sabe, esa nueva manera de aportar recursos a los proyectos invitando a muchas personas a que hagan pequeños aportes. Lo que Chris Anderson denominó “la larga cola” o “Long Tail” en inglés. El principio es inverso a la lógica habitual de muchos modelos de negocios: en lugar de generar pocos ingresos pero de gran volumen, la idea es generar muchos ingresos de bajo volumen. Pareciera más sencillo lograr que muchas personas se desprendan de unos pocos (y no tan pocos) pesitos que pocas personas aporten mucho dinero. A esta lógica basada en la abundancia característica de la Era del Conocimiento en la cual estamos ingresando, se suma otro elemento: el marketing experiencial. Un abordaje comunicacional y relacional con el público basado en generar vivencias que logren crear lazos afectivos y emocionales entre “la marca” y el público. Muchas empresas lo están implementado de diversos modos (ver curso de marketing experiencial) pero, a pesar que la esencia del sector de la cultura es la vivencia, estos atributos no están siendo aprovechados de manera apropiada. Un último elemento que hemos puesto en juego es apelar a la responsabilidad cultural ciudadana, un concepto similar a la responsabilidad social empresaria o RSE pero que apela a nivel individual a la toma de conciencia de que la propia cultura debe ser cuidada y defendida por los miembros de esa comunidad específica. En este caso, la identidad panameña. Esto es lo que entendimos con las integrantes de Teatro Carilimpia y lanzamos una estrategia comunicacional con una meta clara: recaudar 6000 dólares en 40 días para garantizar el viaje del grupo al XI Festival Internacional de Teatro en Formosa, Argentina para el  cual el grupo fue seleccionado e invitado. La organización sólo cubre una parte de los gastos, motivo por el cual se decidió implementar esta novedosa estrategia. Todo caserito y a medida Hemos logrado...

read more

Crowdfunding: más que financiamiento

Jul 05, 13 Crowdfunding: más que financiamiento

Posted by in Economía Creativa

A propósito de las implicancias del “crowdfunding” caserito implementado por el grupo Carilimpia de Panamá, (ver: “¿Cómo financiar la cultura masivamente?) surge el tema de la responsabilidad cultural ciudadana. Hasta la irrupción de las plataformas de “crowdfunding” o financiamiento masivo para la cultura, el público en general no tenía mayores opciones de realizar aportes económicos para la producción de una determinada propuesta cultural. Tanto el Estado a través de subsidios o contrataciones directas así como las empresas privadas a través de patrocinios y donaciones, colaboran con el financiamiento de las producciones culturales desde sus inicios. El aporte del público en general se restringe al momento de la compra (sea de un libro, un cuadro, un video, etc.) o de su asistencia a una producción escénica, la presentación de una película, festival o similar. ¿Qué cambia con los procesos de financiamiento masivo? Además de surgir una opción cibernética del famoso “pasar la gorra”, la cual multiplicada por la potencia de conexión de Internet puede dar resultados maravillosos, abre las puertas a ejercer el derecho y la responsabilidad ciudadana de colaborar con el fortalecimiento de las expresiones culturales propias desde el momento de la producción. Se modifica la ecuación en donde el “público” deja de ser un actor pasivo en relación al proceso de producción de la cultura y  para pasar a ser un actor activo y esencial en los procesos de producción. Aportar económicamente a un proyecto en gestación significa ser más que un donante: se adquiere la categoría de colaborador o, exagerando, co-productor de la propuesta. Pero sobre todo se ejerce el derecho y la responsabilidad de estimular la producción cultural y creativa de la propia cultura. Muchas producciones culturales se están financiando con los pequeños aportes de muchas personas: películas, libros, obras de teatro y proyectos culturales y sociales de diversa magnitud y relevancia. El nombre y el rostro de cada uno de estos aportantes comienza a ser conocido. La ciudadanía emerge de su lugar de anonimato en relación a la producción cultural...

read more