7 preguntas para emprender en cultura

Jul 25, 13 7 preguntas para emprender en cultura

Posted by in Industrias Creativas y Culturales

El tema de los emprendimientos culturales y creativos se está poniendo de moda. Países como Argentina, México y Colombia en particular están desarrollando políticas gubernamentales tendientes a estimular la creación y desarrollo de esta modalidad productiva. Pero ¿cómo se crea un emprendimiento de estas características? 1) ¿Mi idea puede ser un emprendimiento?: la propuesta de valor No todas las ideas se pueden convertir en emprendimientos sustentables, pero no existen emprendimientos que no tengan una (buena) idea detrás. Emprender significa, entre muchas otras cosas, tener la capacidad de conectar una (buena) idea con los deseos, intereses y/0 necesidades de determinados públicos. Esa idea debe poder ser transformada en un elemento concreto – servicio o producto – que sea identificable como tal, es decir, que al tomar conocimiento de su existencia, ese público pueda ver con claridad sus beneficios y esté  dispuesto a realizar un proceso de intercambio de valor por valor. Esa idea es una propuesta de valor que debe aún ser ponderada por los destinatarios a través de los procesos emprendedores. 2) ¿Qué ocurre con un emprendimiento?: Intercambio de valor por valor Existen aún prejuicios  en el campo cultural respecto de la posible “mercantilización” de la cultura al introducir el elemento emprendedor. Históricamente – aún mucho antes de existir el capitalismo – los humanos intercambiaron siempre valor por valor para satisfacer necesidades, deseos e intereses. El acto principal de emprender es crear las condiciones apropiadas para generar intercambios justos de valor por valor. Por eso la función principal de un emprendedor no es la venta (para eso están los vendedores) sino la creación de entornos apropiados para generar dichos intercambios. Y esta es la función principal de todo emprendimiento. 3) ¿Cómo verifico si mi idea es “emprendedora”?: Ecosistemas de valor Emprender implica asumir riesgos y también invertir tiempo, esfuerzo, recursos, conocimientos y también emociones, expectativas y sueños. Se trata de buscar reducir los niveles de riesgo a partir de conocer y comprender las características de los entornos en los que operamos así como  de nuestros...

read more

Invertir $1 – Obtener $10: la cultura lo hace

Jul 15, 13 Invertir $1 – Obtener $10:  la cultura lo hace

Posted by in Economía Creativa

En un post anterior (ver: La economía invisible de la cultura) analizaba los flujos económicos que se generan a partir de la producción cultural, citando el caso de un hipotético espectáculo musical en una sala de eventos. Ahora, mi estimado amigo Enrique Quique King, productor de teatro y persona relevante en el quehacer cultural panameño, acaba de publicar en su pagina de Facebook una noticia que no sólo corrobora lo anterior sino que debe llevar al más alto nivel la discusión política, económica y cultural los impactos que genera la producción del sector de la cultura en el desarrollo de nuestras sociedades. El citado artículo se denomina “El impactante estudio económico del Festival de San Sebastián” y analiza los aspectos económicos y sociales del reconocido festival internacional de cine que se organiza en el País Vasco desde el año 1953. Es el más importante de los que se celebran en España, así como uno de los más longevos y prestigiosos de Europa. Para ser concretos: por cada euro que se invierte en este festival se obtiene un retorno (es decir, ingresan) 10 euros. Y para que no queden dudas: La pregunta no es: ¿cómo es esto posible? sino ¿qué actividades productivas generan un nivel tan alto de retorno de la inversión? Sin pretender entrar en cuestiones de álgebra económica y sin tampoco buscar la mercantilización de la cultura, por simple sentido común sabemos que si invertimos determinados esfuerzos en una actividad, es porque generalmente esperamos obtener resultados beneficiosos para las partes involucradas. La inversión que hacen los artistas, por dar un ejemplo, en sus obras, genera múltiples beneficios en la sociedad: arte, expresión, identidad, pertenencia, placer y muchos otros etcéteras intangibles y no cuantificables. De esto no nos caben dudas. Sin embargo cuando se trata de demostrar el valor económico – sencillamente porque la variable económica es una de las dimensiones que inciden en la productividad cultural – parecieran primar los prejuicios y los modelos mentales anticuados frente a la realidad de los hechos consumados y medibles,...

read more

Carne impresa o el costo de la no creatividad

Jul 11, 13 Carne impresa o el costo de la no creatividad

Posted by in Economía Creativa

Seamos francos: la velocidad que llevan los acontecimientos nos tiene a la mayor parte de la humanidad sencillamente desconcertados. Y no es para menos. El proyecto Global Meadows, por dar un ejemplo, está utilizando impresoras 3D para “imprimir” cuero y carne.  Así, tal como usted lo está leyendo. La Thiel Foundation de los Estados Unidos está financiando parte del proyecto Modern Meadow  a través del cual se ha desarrollado una “impresora de carne” que, sin provenir de un animal vivo y sacrificado, poseerá las mismas proteínas y apariencia que un suculento bife de chorizo recién salido de la parrilla a carbón. Más allá de los rechazos o adhesiones que genere esta modalidad, lo cierto es que esta misma técnica se está utilizando para crear piel humana (ver Médicos crean rostro nuevo usando impresora 3D), órganos y  prótesis para humanos como la traquea (ver ¿Cómo funcionan las impresoras 3D?), armas, juguetes y toda clase de objetos que hubieran terminado en la basura y que ahora, gracias a estas técnicas pueden repararse y ser usados como nuevos. (ver imagen adjunta) Es evidente que la clave de todo lo que surge como innovador y que supera la más arriesgada de las novelas de ciencia ficción, es producto de la creatividad humana y del espíritu innovador y emprendedor. Nada de esto podría ocurrir si esa dimensión que llamamos creatividad no estuviera potenciándose ocupando espacios y dimensiones que durante siglos se manejaron con criterios racionales y cartesianos.  Pareciera que el dominio del hemisferio izquierdo de nuestros cerebros, responsable por el pensamiento lógico y lineal está encontrando finalmente el balance necesario con nuestra mitad creativa  e  imaginativa. Negar la creatividad es negar la evolución humana Ideologías, ambición de poder, sistemas de control, creencias, modelos mentales… son muchas las causas que podemos identificar para entender por qué la creatividad ha sido hasta ahora arrinconada en la esquina cercana a la locura y los “desvaríos” artísticos. Es de data muy reciente que las “casas del saber” como las universidades, han comenzado a considerar programas...

read more

Crowdfunding: más que financiamiento

Jul 05, 13 Crowdfunding: más que financiamiento

Posted by in Economía Creativa

A propósito de las implicancias del “crowdfunding” caserito implementado por el grupo Carilimpia de Panamá, (ver: “¿Cómo financiar la cultura masivamente?) surge el tema de la responsabilidad cultural ciudadana. Hasta la irrupción de las plataformas de “crowdfunding” o financiamiento masivo para la cultura, el público en general no tenía mayores opciones de realizar aportes económicos para la producción de una determinada propuesta cultural. Tanto el Estado a través de subsidios o contrataciones directas así como las empresas privadas a través de patrocinios y donaciones, colaboran con el financiamiento de las producciones culturales desde sus inicios. El aporte del público en general se restringe al momento de la compra (sea de un libro, un cuadro, un video, etc.) o de su asistencia a una producción escénica, la presentación de una película, festival o similar. ¿Qué cambia con los procesos de financiamiento masivo? Además de surgir una opción cibernética del famoso “pasar la gorra”, la cual multiplicada por la potencia de conexión de Internet puede dar resultados maravillosos, abre las puertas a ejercer el derecho y la responsabilidad ciudadana de colaborar con el fortalecimiento de las expresiones culturales propias desde el momento de la producción. Se modifica la ecuación en donde el “público” deja de ser un actor pasivo en relación al proceso de producción de la cultura y  para pasar a ser un actor activo y esencial en los procesos de producción. Aportar económicamente a un proyecto en gestación significa ser más que un donante: se adquiere la categoría de colaborador o, exagerando, co-productor de la propuesta. Pero sobre todo se ejerce el derecho y la responsabilidad de estimular la producción cultural y creativa de la propia cultura. Muchas producciones culturales se están financiando con los pequeños aportes de muchas personas: películas, libros, obras de teatro y proyectos culturales y sociales de diversa magnitud y relevancia. El nombre y el rostro de cada uno de estos aportantes comienza a ser conocido. La ciudadanía emerge de su lugar de anonimato en relación a la producción cultural...

read more

Basura y música para educar en valores

Jun 10, 13 Basura y música para educar en valores

Posted by in Personas innovadoras

Paraguay es uno se esos países de los que poco se sabe. Habiendo sido uno de los más desarrollados en la segunda mitad del siglo XIX, quedó subsumido en la pobreza luego de la Gran Guerra o de la Triple Alianza en 1864. Con la mayoría de su población masculina diezmada, Paraguay debió siempre cargar con el estigma de la pobreza y el atraso en el desarrollo. Es en este país donde tiene lugar una experiencia inédita y dignificante: la Orquesta de Instrumentos Reciclados creada en el asentamiento de Cateura en Paraguay localizado en un basurero. La vida de muchas personas gira en torno a la basura. Burros, caballos y motos de baja cilindrada cargan toda clase de desperdicios que serán vendidos a grandes empresas por centavos. El maestro Favio Chávez, director de la orquesta. dice: “El mundo nos manda basura. Nosotros les devolvemos música”.Los jóvenes integrantes de la orquesta construyen sus propios instrumentos, por falta de recursos para adquirirlos, con materiales que encuentran en el basurero cercano a sus viviendas. Así, un barril de productos químicos será la caja de resonancia de un violoncello en tanto que una cuchara de madera, un palito para hacer ñoquis, una maza para suavizar carne y un grifo se convierten en las clavijas. Las flautas traversas están hechas de caños galvanizados, las “zapatillas” están hechas de tapitas de cerveza o monedas. “Si uno tiene iniciativa, si uno tiene creatividad, hasta la propia basura puede convertirse en una herramienta que cambie tu vida y la vida de mucha gente. Eso nos inspiró a crear la orquesta”, narra Luis Szarán, co-director de la orquesta,  para el cortometraje Landfill harmonic (La armonía del vertedero), que tuvo casi medio millón de reproducciones en el mundo. La experiencia de Paraguay sirvió como ejemplo de vida para jóvenes músicos de Long Island (Estados Unidos) que fueron afectados por el huracán Sandy. “En un principio había cinco violines y éramos como 50 violinistas”, cuenta una de las jóvenes que comenzó a ser parte de la orquesta...

read more